Abrazar el árbol

En esta nueva entrega te ofrecemos unas recomendaciones a tener en cuenta para colocar correctamente tu posición a la hora de practicar la postura estática Zhan Zhuang o  Abrazar el Árbol

Esta postura representa un pilar fundamental en todas las artes energética, por este motivo es tan importante que su estructura sea lo más perfecta posible para notar sus efectos. 

¡IMPORTANTE!

  • La coronilla (Bai Hui 20 DM) sostenida por un hilo desde el cielo (barbilla ligeramente retraída para estirar la coronilla).

  • Peso del cuerpo bien repartido en la planta de los pies un poco más hacia delante para estimular los Yong Quan (1RÑ).

  • Hundir el pozo de los hombros (21VB), Hundir Tian Tu (22 RM), hundir el pecho (significa vaciar, y dirigir la respiración hacia el bajo vientre), hundir los Kua (zona de las ingles) y naturalmente  encontraras tu centro de gravedad.

  • Se consigue una flexión de rodillas óptima cuando se hunde de forma apropiada los Kua.

  • Implicar las fuerzas arriba –abajo y delante – atrás para unificar y tensar todas las cadenas tendimos musculares y sus fascias.

  • NO forzar la respiración   

EFECTOS DE LA POSTURA DEL ÁRBOL

  • La postura del árbol actúa de manera positiva sobre nuestro vigor, tono, energía, sueño y desfases de horarios.

  • Efecto mecánico. Reeduca la columna vertebral, corrige la escoliosis, mejora la separación entre las vértebras.

  • Activa la bomba sacro-craneal. El cerebro está envuelto en una membrana llamada duramadre, que se une a nivel del hueco occipital y envuelve la médula espinal y el sacro; es como su nombre indica, muy dura. Entonces, si colocamos bien el sacro y la cabeza en esta posición, actuando sobre los diafragmas, a nivel del cerebro vamos a crear un bombeo.

  • En el cerebro hay una zona llamada plexos coroideos que segregan el líquido cefalorraquídeo, que circula en todo el cerebro, en la médula espinal y en los nervios que salen de esta. En la fisiología occidental se llama “sangre blanca”.  Es una materia que nutre todo el sistema nervioso. También forma los líquidos sinoviales interarticulares y forma parte de la composición de la linfa. A nivel osteopático se ha comprobado que este líquido circula por todo el cuerpo por micro tubos, y trae materias nutritivas que tiñen los líquidos orgánicos. La parte más sutil de este líquido, es el Jing Chi (la energía esencial). Y cuando se hace bien la postura del árbol, ponemos en marcha este mecanismo.

  • Estimula la matriz del cielo anterior. Los taoístas llaman así al ventrículo que se encuentra entre los dos hemisferios, en la zona del tálamo, hipotálamo, glándula pineal, “el cojín de jade”. Este cuarto ventrículo es la zona de producción, almacenamiento y refinamiento del líquido cefalorraquídeo.

  • Activación de un mecanismo central que ayuda a la distribución de la sangre, del líquido cefalorraquídeo y de las hormonas.

  • Para los chinos. También ayuda a la apertura de los meridianos y ayuda a producir y circular el qi.

  • Refuerza la energía Jing y la hace circular en los meridianos, mejora la energía vital y de defensa inmunitaria.

  • Favorece la eliminación de toxinas. El atornillamiento de los pies permite retorcer las fascias, activar la circulación de la sangre, de la linfa y de la energía y favorece la eliminación de toxinas.

RECUERDA

Para beneficiarte de estos efectos, la buena postura, la regularidad y el entrenamiento son ingredientes fundamentales. 

El Zhan Zhuang es una práctica muy potente que arranca la energía, sus efectos son notables a nivel físico, mental y espiritual, es un potenciador de la buena salud, tan importante en estos días. 

 ¡Feliz práctica y cuídate!

Jean-Luc Riehm 

Director del iiQG

Leave a Reply

Your email address will not be published.