Yang Sheng Style

Son cada vez más los estudios sobre los adelantos de la medicina convencional (medicina corriente que usa como medio de tratamiento y de rehabilitación los medicamentos, la radiación, la cirugía), y por otro lado los estudios sobre la medicina alternativa, conocida como medicina natural que buscan los mismos resultados que la medicina convencional usando técnicas y tratamientos en su estado natural sin tener que emplear químicos, o sustancias nocivas para el organismo.

La medicina convencional es una medicina más pasiva  donde el paciente no se involucra  en su proceso de curación o de recuperación gracias al tratamiento alopático que podrá facilitar su recuperación.

Por otro lado  la medicina alternativa es una medicina activa donde el paciente tiene que involucrarse en su proceso de curación y recuperación tratando de entender la causa de su enfermedad y recuperar su salud de forma natural.

Las dos medicinas, convencional o natural, ofrecen resultados espectaculares. No obstante, parece que existe una competencia brutal entre las dos para saber cuál es más efectiva, quien controla a quien, cuál cura mejor. En fin, polémicas que no se acaban nunca y que restan el logro de una y de la otra en lugar de complementarse para apuntar a lo que realmente es la medicina desde su etimología: cuidar, curar, tratar.

Ambas son efectivas y sirven de forma precisa en el momento preciso, cuidan nuestra existencia, salvan vidas, nos mantienen saludables, y permiten prevenir enfermedades, algo que, sin duda, interesa a todo el mundo. Por ello, siempre invitaré al lector a realizar sus propias investigaciones en cualquier momento para que no se sienta engañado o aplastado por la infobesidad, que nos puede  dejar a la mayoría perplejos, y a que pueda hacer uso de la ciencia y de sus adelantos lo mejor posible sin olvidarse de su propia naturaleza.

Este artículo tiene como objetivo sensibilizar al público en la necesidad de tener una buena salud para su desarrollo personal, social y profesional. Por ello me gustaría  introducirle al “Yang Sheng Style “.

 

Yang significa cuidar, nutrir, proteger y Sheng significa el sentido de la vida, la existencia, el principio vital. El Yang Sheng es simplemente el arte de cultivar la salud.

El Yang  Sheng es un concepto que encierra un conjunto de prácticas que alcanzan los diferentes ámbitos de la vida del ser humano desde el nacimiento hasta la muerte respetando sus diferentes etapas de desarrollo y que ayudan a alcanzar la longevidad por medio de varios métodos, técnicas y hábitos.

En China encontramos además de los hábitos de higiene cotidiana (ejercicio, dieta, adaptación al clima, sueño, hábitos y cuidados corporales, sexualidad…) que nos permiten tomar consciencia de cómo nos desenvolvemos en los diferentes aspectos y etapas de nuestra vida, herramientas principales como la acupuntura, la fitoterapia, la moxibustión, la gua sha, el tuina, el dao yin, el qi gong, el tai chi, las artes marciales y el feng shui, que al fin y al cabo nos permiten cuidar de nuestra salud.

Por eso, la Salud, la queremos y la deseamos para todos, pero ¿cómo se mide, cómo se mantiene, cuál es su secreto? Vamos a definir la Salud.

La definición común que encontramos es: La salud sería como ausencia de enfermedad, ¡en cierto modo sí! Pero la salud tiene que ser definida con la palabra enfermedad, porque  enfermarse es algo  natural, normal en la naturaleza del ser humano y  forma parte del proceso de la vida misma, no existe la salud sin la enfermedad y tampoco existiría la enfermedad sin la salud.  Por eso, la enfermedad es fundamental para definir la salud y la salud es esencial para luchar contra la enfermedad. En otras palabras, la salud es el estado opuesto y complementario a la enfermedad. Eso nos permite ver, en caso de enfermarse, si uno tiene mucha o poca salud, simplemente lo observamos de la forma siguiente, más rápido te recuperas más alto es tu nivel de salud, menos grave es la enfermedad. En el caso de que se prolongue la recuperación, el nivel de salud del paciente tiene una gran probabilidad de ser bajo y por tanto, que la enfermedad sea más grave. ¿Qué significa esto? En la definición de la salud no podemos omitir el factor tiempo, este factor es muy importante por el simple hecho de que la salud requiere dedicación, atención, prevención. Entonces el secreto reside en dedicarse tiempo y cultivarse, en trabajar la salud para mantenerla.

Dedicarse tiempo y cultivarse se convierte en todo un arte de la salud.

Entendemos muy bien la necesidad de trabajar para ganar dinero, se concibe por ser un hecho tangible, la buena salud también se necesita trabajar pero en este caso, es algo intangible, es una labor que exige dedicación porque supone una inversión a largo plazo. No podemos subestimar lo que no se palpa o lo que no se ve. Nuevamente algo intangible existe por la existencia de lo tangible, son otras dos nociones complementarias e inseparables que cobran sentido una vez que tomamos conciencia de ellas.

La salud física del orden de lo  tangible y la salud mental del orden de lo intangible; la buena salud depende tanto de nuestro cuerpo físico como de nuestra mente, cuerpo y mente no se pueden separar.

El Yang Sheng Style nos enseña a cuidar nuestro físico, nuestras  emociones y nuestro espíritu. Son tres esferas  estrechamente relacionadas que nos informan del estado de salud del individuo, por eso debemos de cuidar nuestro cuerpo para gozar de fuerza física, cuidar de nuestras emociones para tener nuestro corazón en paz y tener un espíritu claro para favorecer el  buen desarrollo de las diferentes etapas de la vida.

Tomamos como ejemplo el coche, antes de quedarte sin gasolina y tener complicaciones ¿qué haces?  Te paras, acudes a una gasolinera y  recargas. Pararte significa tomar el tiempo de realizar una acción. Recargar es usar un medio para que pueda seguir funcionando, en este caso la gasolina (una forma de energía). Al pararse a tiempo has prevenido una avería, el cuerpo humano funciona de la misma forma. Necesita pararse y recargarse. Además necesita cuidado, prevención y dedicación. Eso es lo que nos va enseñar el Yang Sheng.

En el próximo artículo hablaremos de métodos de Yang Sheng para cultivarse durante el invierno.

Jean-Luc Riehm

Director iiQG España

Móvil: +34 697 433 575

Email: contacto@iiqg.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

CAPTCHA *